Alimentos Sin Gluten
Bebés celíacos

Bebés Celíacos

Sin Gluten

Hay muy poca información disponible para las madres lactantes que pueden estar preocupadas por la enfermedad celíaca en bebés que estén amamantando. Por ello se pidió a una dietista acreditada  y experta en la enfermedad celíaca que respondiera las siguientes preguntas sobre este tema:

¿Es posible que un bebé desarrolle la enfermedad celíaca sin dejar la  lactancia materna exclusiva?

No, no es posible que un bebé desarrolle la enfermedad celíaca, mientras sólo consuma leche materna.  Para desarrollar la enfermedad celíaca, se necesita comer con regularidad una cantidad adecuada de gluten.  Esto significa que sólo cuando son introducidos a la dieta sólidos que contengan  gluten, es posible que la enfermedad celíaca ocurra en un bebé. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, centeno, cebada y avena. Las principales fuentes de gluten son la pasta, el pan y los cereales.

Mi hijo ha sido diagnosticado con la enfermedad celíaca y todavía estoy amamantando.  Debo dejar de amamantarlo o eliminar el gluten de mi dieta para protegerlo?

No, no hay necesidad que una madre detenga la lactancia materna o elimine el gluten de su propia dieta si su hijo ha sido diagnosticado con la enfermedad celíaca.  La leche materna (incluso de una madre que come gluten) no contendrá suficiente gluten para causar síntomas o daño intestinal en un niño que es amamantado.

alimentos sin gluten

¿Qué debo hacer si creo que yo o mi hijo podemos tener la enfermedad celíaca?

Hay tres pasos implicados en el diagnóstico de la enfermedad celíaca:

  1. Mantener el consumo de gluten: La primera y la más importante es que el gluten se debe incluir en la dieta en el momento de realizar la prueba.Al momento de realizar la prueba para la enfermedad celíaca, el gluten ya debe haber sido introducido a la dieta de su bebé en una cantidad adecuada regularmente (aprox. dos rebanadas de pan a base de trigo diarias para niños y cuatro rebanadas para adultos).  No retirar el gluten de la dieta antes de la prueba.  Esto va a interferir con las pruebas para la enfermedad celíaca.  Se requerirá un “desafío de gluten” de 6-8 semanas si el gluten ya ha sido retirado de la dieta.
  2. Análisis de sangre: Su médico de cabecera o pediatra determinarán los análisis de sangre que se deben realizar.  Estas pruebas buscan niveles de anticuerpos en la sangre.  Un resultado elevado indica un mayor riesgo de tener la enfermedad celíaca.Es importante recordar que estas pruebas de anticuerpos no son 100% exactas, y los resultados falsos positivos y falsos negativos son más frecuentes en niños pequeños. Discutir cualquier resultado inesperado con su médico.
  3. Biopsia de intestino delgado: Un gastroenterólogo pediátrico realizará una endoscopia para confirmar un diagnóstico de la enfermedad celíaca cuando los niveles de anticuerpos son elevados o si está clínicamente justificado. Este es un procedimiento que se realiza bajo un sedante suave.

Es muy difícil determinar si el bebé o niño es o no celíaco. En el caso de los bebés que no saben hablar hay que tener especial cuidado atendiendo a los síntomas, que normalmente se confunden con otros trastornos digestivos.

Los síntomas más comunes que presentan los niños con intolerancia al gluten son: vómitos o diarreas frecuentes, distensión abdominal, estancamiento de peso y/o talla, fatiga sin motivo aparente y cambios en el carácter, defectos en los dientes o el esmalte dental y la desnutrición.  Sin embargo, no tienen por qué aparecer todos a la vez y es posible que el niño sólo se vea afectado por algunos de estos síntomas.

alimentos sin gluten

Es importante resaltar que estos síntomas pueden estar causados por otros tipos de enfermedades. Para confirmar una posible enfermedad celíaca es necesario realizar análisis diagnósticos más profundos. Por eso, siempre es recomendable consultar al médico para realizar el diagnóstico. Los síntomas también pueden varían según la edad.

Si usted o un familiar cercano tiene la enfermedad celíaca, existe un mayor riesgo de que su bebé puede tener la condición.  Los estudios demuestran que si un miembro de la familia ha sido diagnosticado con la enfermedad celíaca, hay una probabilidad de uno en diez de una estrecha relación en el desarrollo o que tengan la enfermedad.

Fuente:  Australian Breastfeeding Association

¿Tienes algo para decir, quieres hacer preguntas o simplemente felicitarnos?

¡Anímate! escribe un comentario ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* *